PROGRAMA KIVA LARRODÉ

El Colegio Larrodé apuesta por un colegio seguro, libre de acoso escolar, por ese motivo desde el curso 2019-2020 ha iniciado un nuevo programa de prevención y contra el acoso escolar desarrollado por el Ministerio de Educación de Finlandia, el Programa KIVA.

Este es un programa cuya eficacia ha sido demostrada en rigurosos estudios científicos y cuyos efectos positivos han influido también en conseguir una mayor motivación por parte del alumnado y mejores resultados académicos.

El objetivo principal de este programa es reducir el número de casos de acoso escolar a través de tres vías principales:

  • Formación de los docentes con las estrategias, metodologías y herramientas prácticas para prevenir, intervenir y hacer seguimiento de los casos de acoso. Durante el curso 19/20 el profesorado del centro ha realizado la formación.
  • Ofreciendo información a las familias  sobre el acoso,  dándoles pautas para que puedan identificarlo y tener un papel clave en la comunicación escuela-casa. Las familias recibieron la información y la guía de padres durante el primer trimestre del curso escolar.
  • Ayudando a los niños a reconocer sus propios sentimientos y los de sus compañeros, reforzando su sistema de valores para afrontar el acoso. Durante todo el curso hemos llevado una programación con sesiones KIVA quincenales donde hemos trabajado con todo nuestro alumnado todos estos aspectos.

El programa KIVA se sustenta en tres principios básicos:

  • El primero de ellos es la prevención. Es un programa que pretende prevenir el acoso escolar mediante acciones globales dirigidas a todos los alumnos y no solo al acosador o a la víctima. Su objetivo es influir en el grupo para que ellos mismos no fomenten y corrijan estas posibles situaciones de acoso.
  • El segundo principio es la intervención. A través del programa el centro cuenta con acciones específicas para los casos en los que ya se está produciendo una situación de acoso. Estas acciones están dirigidas tanto al acosador como a la víctima y se elige a un pequeño grupo del entorno de estos con el objetivo de que ejerzan apoyo a la víctima y se termine con el acoso.
  • Por último, estaría la supervisión. Contamos con una herramienta online que evalúa la situación inicial del centro, a través de unos cuestionarios anónimos que se hicieron en el mes de noviembre y que son analizados por el equipo de expertos finlandés, y luego un seguimiento constante de los cambios que se van produciendo. 

En el centro contamos con un grupo KIVA que se encarga de llevar seguimiento del programa, organizando y actuando en los casos que necesitan intervención siempre siguiendo las directrices que marca el programa. 

Además de las sesiones programadas para trabajar con el alumnado, KIVA siempre está presente entre nuestros alumnos, con posters de concienciación y los Chalecos KIVA que llevamos el profesorado durante los tiempos de patios y descansos donde los alumnos pueden acudir cuando tienen o visualizan un problema.

Porque en el Colegio Larrodé uno de nuestros lemas es;  ¡DI NO AL BULLYING CON KIVA!