Es una actividad diseñada para que los alumnos aprovechen el espacio horario que queda entre la mañana y la tarde (hora de comer) y adelanten las tareas/deberes que llevan para hacer en casa, o estudien.