El  aula de Pedagogía Terapéutica (PT) se plantea como un recurso más para atender a la diversidad del alumnado. Al aula de PT asisten alumnos y alumnas con dificultades de aprendizaje de muy distinta índole. Por lo general acuden un número determinado de sesiones a lo largo de la semana para recibir apoyo en aquellos ámbitos que lo requieran. No obstante el maestro de PT también puede trabajar dentro del aula ordinaria. De ninguna manera se ha de entender como un espacio aislado, sino como una herramienta más para proporcionar recursos, del tipo que sea.

Las actividades son muy diversas, dependiendo siempre de las características, las necesidades y el nivel de competencia curricular que posea el alumno o alumna. Para unos será una labor de refuerzo continuado de los contenidos que integran las Programaciones de Aula (detectar dificultades, cubrir lagunas, practicar actividades de manera reiterada, usar recursos manipulativos, utilizar diferentes técnicas metodológicas…), aproximándolos lo más posible a los niveles de exigencia escolar propios de su grupo, ciclo y etapa. Para otros se tratará de extraer el máximo potencial de aprendizaje, persiguiendo la aplicación funcional de los contenidos escolares en el desenvolvimiento de su vida diaria. En este caso será necesario el ajuste curricular y didáctico a las necesidades educativas del alumno o alumna. Por lo general, y tal y como marca la ley, las actividades se centran en las áreas instrumentales de Lengua y Matemáticas. Sin embargo, según qué casos, también se trabajarán otras áreas madurativas si fuese necesario.